Funcionario del HUV estuvo en feria de votos para el Concejo de Cali

Publicado: 9 de agosto de 2012 en Personajes, Política
Etiquetas:, , , , , ,

El nombre de ‘Asturias’, como me han hecho caer en cuenta varios consejeros en Roma, parece estar ligado históricamente a principados.

Primero fue la región ibérica, junto a Galicia, que se liberó del Imperio Romano en el año 70 Antes de Cristo y luego se constituyó  como Principado de Asturias. Ya en épocas más recientes, fue otro Asturias, la escuela Fenalco Asturias, en el oriente de Cali, donde Fernando Yarpaz, de la Oficina de Control Interno del Hospital Universitario del Valle, estuvo al frente de un principado donde cosas muy sospechosas ocurrieron en las pasadas elecciones para Concejo.

Corría el 30 de octubre del año 2011 (Después de Cristo) y en plenas elecciones regionales en ese puesto de votación fluían los votos a borbotones, en la misma medida en que escaseaba y retrocedía la democracia.

El espectáculo saltaba a la vista. Mientras estuvieron abiertas las urnas una flotilla de taxis traía y llevaba gente de los barrios Villanueva, Conquistadores, El Paraíso y León XIII, entre otros, que ingresaba en un garaje, mostraba la cédula, luego se dirigía a votar a la Escuela Fenalco Asturias, Zona 17, Puesto 4, y al salir retornaban al mismo garaje, de donde salían con una sonrisa, un jugo Hit, un paquete de papas y un billete morado en el bolsillo.

Incluso, la cajuela del vehículo de Yarpaz, quien hace varios años trabaja en el HUV, sirvió de bodega para almacenar varios de los elementos que fueron utilizados para esta ‘fiesta’, qué digo ‘fiesta’, para esta ‘guachafita’ democrática.

No menos de ocho personas hicieron parte del andamiaje  que le reportó a la hoy concejal Audry María Toro, ex funcionaria de la Registraduría y quien fuera retirada de la entidad por suministrar información de manera ilegal a la EPS Saludcoop, quizá una de las votaciones más satisfactorias que obtuviera la sobrina de la senadora Dilian Francisca Toro en puesto alguno de votación en la capital del Valle.

Un rápido rastreo a las Actas E-14, consignadas en la página de la Registraduría Nacional,  dan cuenta de que la entonces candidata Número 10 de la lista del Partido de la U al Concejo de Cali, Audry Toro, obtuvo al finalizar la jornada un total de 286 votos solo en el puesto 4 de la zona 17, donde estuvieron dispuestas 19 mesas de votación.

Incluso, barrió electoralmente  en la mesa 3, la mesa 9, la mesa 13 y en la mesa 16, donde resultó ser la candidata más votada, o la preferida por los recompensados ‘electores’.

Los dioses del Olimpo han querido hilar más delgado y con calculadora en mano aseguran que esos 286 votos debieron costar alrededor de $14 millones; que los jugos, $217.000 (a  $900 cada uno); que las papas, cerca de $140.000, y los transportes, unos $2 millones. Es decir, en suma, esos 286 votos han salido por unos $17 millones, mal contados.

Pero como siempre ocurre en este remedo de democracia, muy similar a esa anestesia que nos aplicaban a los romanos en la época del Imperio (comida y ferias), los recursos terminan saliendo del mismo bolsillo de los ciudadanos, hayan o no votado por la citada señora.

Los únicos beneficiados con este presunto delito contra un proceso electoral han sido la concejal Toro, hoy bien sentada en uno de los escaños del Concejo de Cali, dictando las normas que rigen la vida de los caleños, y el propio Fernando Yarpaz, el funcionario que no podía participar en política, pero que su rara presencia en el lugar de los hechos le garantizó, imagino,  la continuidad en el Hospital Universitario del Valle por mucho tiempo más, donde se ha puesto un salario cercano a los cinco millones de pesos. Seguramente Yarpaz tendrá los méritos profesionales para estar en el cargo, pero hasta ahora Roma no ha querido dar fe de ello.

“Después de qué se quejan”, dice mi ácido amigo Tirso, al referirse a la grave crisis que afronta el Hospital Universitario del Valle, hoy al borde de la quiebra y manejado a su antojo por los militantes de un sector de la política en el Valle.

Lo cierto del caso, es que le ha ido tan bien al funcionario, que ha tenido asiento de honor en destacadísimas y selectas fiestas de la alta alcurnia y la dirigencia política regional, como se puede apreciar en la foto del lado.

POST DATA: Los sabios romanos me han pedido que aclare que Espartaco no está acusando con este post al funcionario de estar comprando votos. En Roma conservan la buena fe y creen que es probable que en las imagenes donde se ve a Yarpaz entregando dinero, quizá le vayan a hacer un mandado o esté cancelando una deuda.

Si usted quiere hacer parte de esta legión de gladiadores, envíenos sus aportes, comentarios y denuncias a: espartaco500@gmail.com. Síganos también en twitter a través de: @espartaco500 y en Facebook.

Anuncios
comentarios
  1. ARPECAR dice:

    He estado averiguando, y lo primero que hay que decir es que estas calumiando a una persona sin verificar la información; FERNANDO YARPAZ, no era funcionario del HUV para la epoca de esas elecciones, y por otro lado no puedes afirmar que estaba comprando votos porque las fotos lo que muestran es que estaba cordinando una actividad electoral, lo que usted debió verificar con el movimiento al cual el pertenece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s