Posts etiquetados ‘Bartolo Valencia’


Stalin Ortiz y Bartolo Valencia cuando andaban en campaña por la Alcaldía de Buenaventura.

Stalin Ortiz y Bartolo Valencia cuando andaban en campaña por la Alcaldía de Buenaventura.

Los detalles que conoció el Olimpo, un año después de la muerte del concejal de Buenaventura Stalin Ortiz y todo el tinglado que habría alrededor de su muerte, son solo comparables con el fatídico primer triunvirato que tiñó el Senado  de Roma con la sangre del general Julio César, en el año 50 A.C.

Para entonces Julio César formaba junto a Pompeyo y Craso una gran alianza política que les permitió gobernar en Roma; pero el poder corrompe y sus antiguos copartidarios urdieron un complot para eliminarlo.

En Roma creen que la historia es cíclica y que los hechos se repiten cada cierto tiempo. Y al menos el caso en Buenaventura les da la razón. Aquí el triunvirato lo integraban, además de Stalin Ortiz, el alcalde Bartolo Valencia y el concejal Hernán Sinisterra, hoy candidato a la Cámara de Representantes por el Valle del Cauca, todos liberales.

Los tres, de la mano, recorrieron en el 2011 cada rincón del principal puerto de Colombia y derrotaron la entonces infranqueable maquinaria política del exsenador Juan Carlos Martínez.

La manzana de la discordia, según los documentos hallados en la carpeta del asesinado concejal Stalin, fue el manejo de la ESE Luis Ablanque de la Plata, un hospital con un presupuesto anual de más de $40.000 millones y que el alcalde Bartolo le entregó como cuota burocrática al desaparecido concejal.

Pronto el Gerente, con el respaldo de Stalin, contrarió al Alcalde y empezó a revisar la contratación e idoneidad del personal. La sorpresa, dicen los documentos que tenía Stalin en su poder, es que se encontró en la nómina del hospital a cuatro hijos del concejal Sinisterra, algunos que cobraban sin ir a trabajar, y a su compañera sentimental, Clara Rosa Grueso Bonilla, que sin el mínimo perfil, el mismo día se contrató para un cargo y horas después fue ascendida  a gerente de Talento Humano.

Pronto se desató la guerra entre liberales y con amenazas de muerte a bordo. El mismo Stalin denunció ante la Procuraduría de Buenaventura la falta disciplinara en la que habría incurrido Sinisterra al tener a toda su familia laborando en la ESE y estaba dispuesto a hacerlo ante otros organismos serios en Bogotá, pero antes que iniciar una investigación, la titular del Ministerio Público en el puerto, funcionaria de bolsillo del alcalde Bartolo, le filtró la denuncia a los implicados.

Stalin entendió entonces, tal como lo pronunció Julio César durante el cruce de Rubicón, “Alea iacta est” (la suerte está echada). En sus manos estaba el futuro político del exconcejal Sinisterra, que para entonces ya tenía claro que renunciaría al Concejo para aspirar a la Cámara de Representantes y que el éxito de su campaña dependía de que lograran recuperar el control, los cargos y el presupuesto del hospital.

El candidato a la Cámara por el Valle Hernán Sinisterra con el máximo jefe del liberalismo Simón Gaviria.

El candidato a la Cámara por el Valle Hernán Sinisterra con el máximo jefe del liberalismo Simón Gaviria.

Tanto Stalin como el general Julio César creyeron que aún era posible la tregua antes de ser asesinados. El 28 de enero del 2013, el exconcejal de Buenaventura viajó a Cali para reunirse con el también senador liberal Édinson Delgado y el alcalde Bartolo para limar asperezas, pero ese mismo día fue asesinado en una de las calles de la capital del Valle.

En el Olimpo no creen que hayan sido los exsocios políticos de Stalin quienes lo mandaran a matar, pero sí creen que quien lo hizo les quitó un enorme peso de encima. Además porque al gerente del hospital Luis Ablanque lo neutralizaron fácilmente con ayuda de la Procuraduría, la Fiscalía y algunos jueces en Buenaventura que se prestaron para llevarlo preso y recuperar así el dominio del hospital.

Es tan intimidante el poder de los liberales en Buenaventura, ese pequeño puerto que se supone es la puerta de entrada al progreso del país a través de los TLC, que el abogado que envió la firma de Jaime Lombana para que representara legalmente al exgerente Víctor Manuel Meneses, renunció unos días después porque temía por su vida.

Postdata: Las presiones contra el exgerente del hospital Luis Ablanque de la Plata quedaron plasmadas en una grabación en la que el candidato a la Cámara Hernán Sinisterra le reclama por haber sacado a su familia de la nómina; grabación que está en manos de los organismos de investigación y que hasta el momento duerme el sueño de los justos.

Si usted quiere hacer parte de esta legión de gladiadores, envíenos sus comentarios y denuncias a: espartaco500@gmail.com. Síganos también en twitter a través de: @espartaco500 y en Facebook.

Anuncios